Restaurando una virgen de escayola


Una restauración muy adecuada para esta época es la que vamos a ver hoy, se trata de una antigua virgen de escayola que volveremos a colocar en su capillita de madera. Aquí en casa no es que seamos muy religiosos pero tenemos varias antigüedades como estas que vienen de nuestros antepasados, y son tan bonitas!

La virgen tiene la pintura muy dañada, sucia y con zonas donde ha saltado y se ve la base de escayola. Aprovecharemos estos daños para cambiar un poco el color de alguno de los elementos para que quede con unos colores mas vistosos.


 Lo primero es quitarle la suciedad con un poco de agua y vinagre y un algodoncito. Luego comenzamos con lo más complicado que era igualar el color de la piel. Con pintura acrílica mezclando colores y un poco de paciencia lo conseguí después de un par de intentos.

Labios más rojos y ojos más verdes. Al pelo le quitamos las mechas claras y lo hicimos marrón oscuro, oscureciendo también las cejas y los detalles de los ojos. El velo lo pintamos de blanco con un pequeño toque de azul, la capa color turquesa y el vestido se quedó del color que estaba solo oscureciendolas marcas de los pliegues.


La capillita estaba en perfecto estado, solo le hizo falta una mano de barniz para darle brillo. Colocamos la virgen, en las marcas que tenía de haber estado anteriormente colocada ahí.


Que te parece el resultado? En la repisita le hemos colocado unas flores secas y la tenemos colgada en la escalera de la casa del pueblo.Te gustan estas piezas religiosas?

*Irene*


Suscríbete a nuestra newsletter!

* indicates required



CONVERSATION

2 comentarios:

  1. guau, impresionante!! has hecho un trabajo estupendo! ni punto de comparacion el antes con el despues. Ademas el color verde de la ropa es precioso!!!

    un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Tenía unos colores muy apagados además de lo estropeada que estaba.
      Besitos!

      Eliminar

Gracias por tus palabras, cada comentario me ayuda a continuar :)